jueves, 29 de junio de 2017

MALIBÚ











Como bien dice mi amigo tejón, hay que levantar un poco el ánimo, hacer un esfuerzo y publicar...algo; yo cuando me pongo perezosa, me pongo, la verdad. Pero es acordarme de su cueva llena de vida, de mis Picos de Europa, del viento en mi playa, aquel que llega del Norte...y, aunque sea un cielo crepuscular vespertino, ventoso, aunque el horizonte aparezca oscuro y lejano...y aunque me quede todito el verano por delante, con toda sus bondades....pues a sus órdenes, rey de los bosques, señor tejón, amigo y cómplice de todas las hadas buenas.. Sigo siguiendo sus huellas, y "autorretándome", como el amigo Flores, mi alcarreño favorito, y leña al saco.
De música había escogido una de Stevie Wonder; me encanta. Luego, no sé porqué,  cambié a Despacito, de Fonsi...jejje, en serio, porque me puede...Al final hoy se queda ésta.... que me habla de una playa donde me gustaría estar, del océano que me gustaría ser ; y de un amigo que siempre tendré.
Un beso;)