sábado, 28 de septiembre de 2013

TARDE DE LLUVIA




Por fin una suave, aterciopelada y melancólica tarde de lluvia. Para ellos!!...
Para nosotos es risa, baño, comida y nadie alrededor.
Y silencio, algarabía quieta. Mas algún que otro, recóndito por valioso, recuerdo.



Se sacude una el letargo y la apatía obscena del estío. Una brisa nueva se levanta y avisa. Ya sabemos volar, ya podemos salir hacia la vida. Que, bajo este primer agua, tímida, joven aún, parece nueva.

Nos espera el horizonte, y quizás el mar. Mil bosques serán resguardo; y promesas, mil gotas de rocío.

Cuando el manto helado y blanco que ahoga ruidos nos despierte acurrucados, quedará menos para el arcoiris que anuncia el regreso de la luz. Y seremos más viejos. Y otros vendrán, que habrán de aprender a recordar para siempre esta primera tarde de lluvia.

¡Volemos ahora, dejad que sean ellos quienes añoren hoy al sol!


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Así es. Porque, ya lo dicen los sabios:

      El corazón es agua
      que se acaricia y canta.

      El corazón es puerta
      que se abre y se cierra.

      El corazón es agua
      que se remueve, arrolla,
      se arremolina, mata

      -Miguel Hernández-

      Un abrazo Mª Jesús


      Eliminar
  2. Pajaricos :)

    Os encuentro muy contentas y muy que llueva que llueva la virgen en la cueva...pero a mi no me ha hecho ni poquitina gracia, que después de casi un mes sin ir a mi casa (y esto lo digo con el índice levantado, como E.T) cuando por fin puedo ir esté lloviendo...que muy bien, eh? la lluvia y todo eso, pero bien podía llover de noche, dita sea.

    Besos. Pocos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si llevas todo el verano entre montañas, valles y fuentes, en los Picos de Europa...!!!, deja algo para los pobres mortales que habitamos el asfalto :); yo tengo mi cupo de dedos de pies, de diferentes tonos chillones, y axilas, y olores artificiosos...saturado hace mucho verano, ya :)

      Sustituye ahora el olor a hierba mojada, el aire fresco en la cara y el silencio, alguna de mis tardes; el sol está invitado, pero sin chanclas, por favor :) Bendito otoño...

      Me alegro que te gustaran mis pajaricos :):)

      Besos mil!!!

      Eliminar
  3. A veces quisiera que todas las tardes sean lluviosas... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo, y que se congelara el tiempo...
      Un abrazo Darío:)

      Eliminar