lunes, 23 de febrero de 2015

"THATS LIFE"






Las cigüeñas ya llevan por aquí lo suyo, valientes como nadie, así que el refrán no se cumple, pues las hemos visto, incluso antes de San Blas...
Los días tímidamente se alargan, aunque no se alegran. Pero la luz engaña, mucho más que la oscuridad. Y tras el reflejo molesto del sol, que en febrero parece ansioso por deslumbrar, buscamos los primeros brotes, que aún tardarán, y agudizamos el olfato buscando primavera. 














Y aunque sigue siendo invierno, se llama ya al viento en sueños, ese que barre heladas y arrincona las hojas esparcidas por el suelo, el que con el ímpetu de Marzo levantará las dunas blancas en busca de algún temprano laberinto verde y añil.












Y quedarán atrás aquellas eternas noches sin tregua, y el blanco y negro de los días pequeños que venían detrás. Un cielo implacablemente azul aparecerá tras el telón; de nuevo la vida vence. 
Aunque no quizás al tiempo, que alguna de aquellas tardes traicioneras sentados al remanso de  nuevas fuentes desheladas, nos acercará la imagen de la hoguera y las lunas inacabables, la compañía sosegada en la penumbra, el olor de la leña y el pan, y toda la espera - la esperanza- que los ojos cansados guardaban, copo a copo, en la memoria.







26 comentarios:

  1. La luz, la luz... engaña o sólo cumple su fascinante rol de artificio? Maravilla, se mire por donde se mire... UN abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues va a ser que no engaña, sino lo que dices...ella es así:)
      Un abrazo grande Darío!!

      Eliminar
  2. Pasieguca guapa, esta entrada y la de mi cueva, no sé, como que tienen algo en común, o mucho.el silencio, el olor a pan y la hoguera.Las fotos son de envidiar, llenas de vida, de buen rollo, levantan el ánimo.
    Un abrazo, le doy a publicar y vuelvo a verlas un rato más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho, mucho en común; cómo que no dejé de pensar en el silencio pletórico de historias de tu entrada, mientras hacía ésta; de veras.
      Un abrazo enorme Jesús, me alegro de que te animen, así me animo yo también, jeje

      Eliminar
  3. Oh. such gorgeous winter photos ! Poor storks! They hurried back from the warm countries. Winter is not good to start a new life for these beautiful birds !
    Greetings

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Also gave me penalty of storks, I hope it do well, I think so, are strong and brave birds
      Get a hug, Ela

      Eliminar
  4. Uf, menudo reportaje, Moni, es precioso. Me encantan todas, no se cual es mejor!!! Gran trabajo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jordi, me alegra mucho que te gusten:))
      Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  5. Taqmbién las he visto por Córdoba, pero aquí las temperaturas son más altas.....ayer no podia aguantar más de hora y media parada viendo el desfile del Carnaval, el sol me daba de lleno y yo iba abrigada bastante para los 22º que subió el termómetro al sol......Ya sabes que me encantan esos paisajes nevados, aunque luego noo sea capaz de ir hasta ellos por temor al frío.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me estás dando una envidiaaa, Antonia; por el solecito y eso...Yo creo que te adaptarías bien y que te encantaría, si algún día decidieras visitar estos helados lares. Seguro que te encantaba, porque te gusta mucho la fotografía y aprecias los paisajes.
      Un beso

      Eliminar
  6. Me encantan esos días, de frío, de olor a leña, pan en el horno y libros, también los de té y caminar en la nieve, horas y horas por el bosque... tanto. Me gustan tus fotografías, el título y la canción de Sinatra, porque esto es vida, pura vida.... gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues debemos ser raros Carlos, a la gente no le suelen gustar esos días, o si acaso, dicen que nos gustan desde la comodidad del sofá...jaja ...tú y yo sabemos que no, que no es desde el sofá, ¿a que sí??
      Gracias a tí, un abrazo:)

      Eliminar
  7. Que fotogénico resulta el invierno. Saludos

    ResponderEliminar
  8. ¿Había escrito que me encantan?
    Pues eso

    ResponderEliminar

  9. No había salido mi comentario anterior. ¡Cáchis!
    Las fotos son magníficas. La nieve lo embellece todo y tu sacas buen provecho de ello.
    Por San Blas estamos casi en la mitad del invierno. A las cigüeñas no les importa arriesgarse a pasar algún día malo. Saben que las esperamos.

    Un beso

    · LMA · & · CR ·


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cachis la mar salada..jaja
      Lo saben y no nos hacen rabiar en la espera, ellas vuelven antes y todo, por si la echamos de menos...que es que sí.
      Un beso ñOCO

      Eliminar
  10. Pero ¿qué hacen esas cigüeñas en el nido lleno de nieve? ¿han tenido que volver antes para que no se lo quitaran, o qué?
    Es un conjunto estupendo de fotos acompañadas de un gran texto. Todass me gustan mucho pero me quedo con la tercera, asomando nevada sobre el agua, y la última.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Juan Carlos...ni ellas se fian ya de encontrar el hogar como lo dejaron...Esas dos también me gustan especialmente...
      Un abrazo!!

      Eliminar
  11. Tanta nieve y cigüeñas, increíble. A menos que el perro de la nieve feliz. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El perro se lo pasaba fenomenal Giga!!
      Un abrazo:)

      Eliminar
  12. ¡qué ojos de belleza, los tuyos! y , qué suerte tengo de saber dónde encontrarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sé que tengo suerte de que me encuentres, Mª Jesús..., no se lo digas a nadie;)
      Un beso muy grande

      Eliminar
  13. Nos engaña a la vez que nos deja maravillas. Ya se irá y nos acordaremos de estas imágenes cuando lleguen esos días largos en los que el sol al que ahora echamos de menos calienta lo suyo ;)
    Cuanta belleza compartes Moni.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Laura, menos mal que tenemos la memoria...
      Un abrazo enorme:)

      Eliminar