lunes, 3 de octubre de 2016

RINCONES








En lugares perdidos
contra toda esperanza
te buscaba.

              
En ciudades sin nombre
por rincones de ayer
te busqué.

              
En horas miserables
entre la sombra amarga
te buscaba.

              
Y cuando el desaliento
me pedía volver
te encontré.


José Agustín Goytisolo
"Por rincones de ayer"


A Thor

*Una vez me dijo un hombre que los perros son sustituíbles. No como los hijos, dijo; o como las personas. Dijo muchas más cosas, después y antes. Yo sólo callaba.
Yo tuve un perro que se llamaba Thor, y que también nació en Otoño.

Ahora tengo otro, ya lo sabéis, Humo. Y lo quiero igual que a Thor; y, efectivamente, como me decía mi silencio,  no lo ha sustituído.





27 comentarios:

  1. Nada lo sustituirá nunca, Moni. Los contables del amor tienen muy buena intención, pero suelen meter mucho la pata ¿De dónde es la foto? La luz me gusta mucho, es de esas que te ponen guapo aunque se ve que el lugar no lo necesita. Un beso, reina mora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El contable este en concreto tenía un perro maravilloso, encerrado y triste que no llevaban a ningún sitio porque a su mujercita le molestaban los pelos; y él. Me dio mucha pena de su perro; y de sus hijos también.
      La foto es en el santuario de Manzaneda de Torío, es muy guapo, por la zona íbamos con Thor a veces, es muy tranquila, y preciosa en otoño. Y está aquí al lado. Hay muy pocas misas allí pero yo las pillo todas cuando llevo la cámara, , así que la tengo en fotos pero diseccionada..
      Gracias Vega :), un beso!

      Eliminar
  2. Deliciosa Mónica, tanto por esa luz como por ese rincón y la música que decirte, perfecta cuando se echa de menos...van pasando los años y crece el número.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que se hace muy duro el paso del tiempo en ese sentido. O en todos.
      Mejor pensar en la luz de las fotos y las canciones:)
      Gracias Fernando, un abrazo fuerte

      Eliminar
  3. Nunca un ser puede sustituir a otro ser.

    Precioso el rincón que nos has ofrecido y que disfruta de la buena compañía de Humo mientras a tus emnte te vienen los hermosos recuerdos de Thor.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bellas tus palabras, Antonia, y con toda la razón, Humo y Thor son dos perros, sólo dos perros como dicen..diferentes, y sin embargo soy igual de feliz con los dos.
      Muchas gracias :), un beso

      Eliminar
  4. Nunca conocí a un perro que fuera "sustituible". Ni siquiera a un gato. Y eso que a los gatos nunca los conoces (del todo).
    Sí que he conocido hombres "sustituibles". Y a muchos que ni siquiera hubiera querido conocer.
    El rincón es una maravilla. ¿Manzaneda de Torio? Me lo apunto.
    Besos, Moni.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      Pues yo pienso lo mismo; de los gatos también ;) Y creo que ellos intuyen lo que pensamos cada uno...
      Son rincones pequeños y escondiditos un poco, tranquilos para un paseo...
      Gracias Xibeliuss, muchas..un besazo!!

      Eliminar
  5. Thor era mucho Thor, y nunca se le podrá olvidar y humo es diferente pero se le quiere igual. Besos Moni y dale otro a quien tu sabes no se vaya a poner celoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luisaaa!!!!
      A tí te quería mucho...jajajaja, o no te acuerdas de los lametones que te daba....jejeje ...Sí, sí que te acuerdas :)
      Humo también te quiere mucho...tiene muy buena memoria, ya sabes, siempre me pregunta dónde está la chica tan guapa que le dio pan, jeje
      Un besazo Luisa, a todos (ya le doy el beso al celoso XD

      Eliminar
  6. Se dicen tantas veces cosas de forma irreflexiva. Razón tiene Xibeliuss, algunos hombres si que son sustituibles. Y mejor no haberlos conocido.
    Que maravilla andar perdido y encontrar esos rincones donde todavía no han puesto verjas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya ves...Como apunta Vega, "el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones..." Que le vamos a hacer..
      Es verdad, jejej, quedan algunos rincones sin rejas ni alambres, ni pinchos....que mundo tejón!!Cualquiera sale del bosque;)
      Un beso bien grande y para Mila también, eh?? Que te los quedas tú todos :D :D

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Nada es sustituible, amiga... Nada... Nada de lo que en algún momento nos ha impactado, y luego se ha ido, puede ser sustituido...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hay gente que no saber amar de verdad, ni apreciar como es debido.. pobre perro el que tenía ese hombre. Soy especialmente sensible con los animales. Preciosa foto y precioso poema.. Besos.

    ResponderEliminar
  10. No hay nadie sustituible, cuando anda el amor por medio.
    Como me gusta que me enseñes mi tierra a la que apenas conozco.
    Moni, siempre es un placer visitarte querida niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es tenerte cerca, Maripaz...Muchas gracias:)
      Un beso

      Eliminar
  11. Ese rincón no se puede substituir. Como tampoco los recuerdos asociados a tantas cosas...
    Salu2

    ResponderEliminar
  12. Muchas veces el secreto para encontrar está en no buscar, me encanta Ojala estuvieras aquí, uno de los primeros escarceos mios con la guitarra acustica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Rincones que que se nos aparecen sin esperar. Estuvimoss e Septiembre Óbidos, es un pueblecito portugues que vive dentro de su castillo y es una maravilla está lleno de preciosos rincones como este.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómooo? Pues ese me lo apunto Laura :):)
      Bsos!!!

      Eliminar

  14. Un bello rincón, fotogénico.
    Pink Floyd para dar ambiente.
    Los amores perrunos no se sustituyen, coexisten has ta eternidad.
    Vete a Óbidos. No debieras perdértelo. Si es posible, cuando las buganvillas esté en flor.

    un beso

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iré si algún día puedo, sin duda;)
      Gracias ñOCO,
      UN BESO

      Eliminar